Entre traductores te verás

DSC09096.JPG

Esto es nuevo totalmente para mí. No hace mucho una buena amiga me mostró los cuentos que cualquier chica de secundaria escribiría. Entrar a su blog fue casi como adentrarme a su habitación púrpura con afiches de los artistas del momento y leer su diario. Más de siete años después y aquí estoy yo. Mujer universitaria con más ganas de terminar la licenciatura que un niño en espera de la Navidad. Es raro mostrarme al mundo, y más el escribir en primera persona, pero una asignatura así lo requería y la verdad, vale la pena. Aunque ahora esté tan feliz de estar más cerca de finalizar este proceso académico, la carrera que elegí no la cambiaría por nada. Para ser honesta las letras siempre han sido mis amigas, el porqué va algo así.

Hace tres años comencé con esta aventura llamada universidad. Por azares del destino, mejor llamado «no quiero hacer un trayecto de tres horas a mi facultad», decliné estudiar medicina. Mi mamá, mujer de buenos gustos literarios y conocedora de hijas pequeñas, me dijo que investigara más acerca de la Facultad de Idiomas en la UABC, en específico, la Licenciatura de Docencia en Idiomas. Con la madurez que te deja el salir de la preparatoria, el trabajar para pagar tus estudios y miles de discusiones con mi yo interno, decidí que la lingüística iba a ser algo que quería ver entre los mapas curriculares de mi futura carrera. Accedí a los consejos de mi madre, pero con una pequeña variante. En la página de Internet de la facultad, había un enlace que redireccionaba a algo que me enganchó desde que terminé de leer su última letra: Licenciatura en Traducción. Desde allí supe que traductora rimaba muy bien con mi apellido. Y que mi futuro estaba detrás de todos esos créditos de materias dedicadas a analizar el español e inglés desde su origen.

Un par de meses después y al fin estaba matriculada en esa facultad con banderas ondeando la bienvenida a sus alumnos. Los primeros semestres fueron lo suficientemente buenos como para recordarme que mi decisión había sido, no simplemente la correcta, sino la mejor. Entre las asignaturas encontraba de todo lo que mi huraño ser disfrutaba: literatura de las culturas más influyentes, morfología, sintaxis, redacción, gramática, interpretación, terminología lingüística, análisis literario, historia de la traducción, análisis del discurso, lingüística de corpus y traducción en sus muchas variantes. Todo de forma bilingüe, pues cada materia, obviamente, se imparte para ambos idiomas. Es en sus aulas donde sigo aprendiendo de la variación cultural aun entre compatriotas. Fue aquí donde conocí a excelentes amigos, una chica con un corazón enorme y sonrisa encantadora que se convirtió en mi confidente y a un chico que se sabe La Nueva gramática de la lengua española, tal como un religioso conoce sus libros sagrados. Maestros y personas únicas, con todas las connotaciones del adjetivo.

Así que en este punto estoy yo, un molusco mudando de caparazón. Una chica a dos semestres de dar por concluida su carrera. Sí, con el paso del tiempo entre mis compañeros siempre hubo, hay y seguramente seguirá habiendo este descontento al ser cuestionados por nuestra carrera. Desde el cansado ¿Y cuántos idiomas sabes? O el famoso, «pues tu primo sabe inglés, él puede hacer traducciones». Y un sinnúmero de comentarios que, lejos de molestarme, me hacen feliz al saber que estoy dentro de una profesión que, si bien hoy por hoy es desconocida en la localidad; sé y tengo plena fe que está en auge. Hace más de diez años no existía como tal una escuela en la ciudad que certificara a los traductores como lo hace nuestra facultad. Quizá por  eso debemos explicar a detalle qué es la Licenciatura en Traducción de la UABC.  Pero ¿qué es la traducción de todos modos? ¿Una profesión, un oficio, una metodología, un proceso técnico o un arte? La respuesta definitiva aún está en proceso; pero para mí, la traducción es mi presente y mi futuro.

Anuncios

8 comentarios en “Entre traductores te verás

  1. Dejas muy en claro que tu carrera te apasiona en gran medida. Te felicito y sinceramente espero que muchos jóvenes puedan seguir tu ejemplo de dedicación y perseverancia. Si todos nos esforzáramos por hacer lo que amamos, la vida seria mucho mas feliz para todos! 🙂

    Me gusta

  2. Javier

    Queria comentar en donde hablaste del gran don Iniesta pero no puede porq n me salia la opcion. Asi que aqui te dejo el comentario de ambos. Solo quiero decirte que eres muy inteligente y que se esfuerza al maximo. felicidades por todos tus lgros. Y lo de Iniesta me gusto mucho, hasta parece que era para una columna de los periodicos de deportes, Visca el Barca! Sigue asi, tu forma de escribir es muy bonita

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s